1. Hidráulica: la vital

La energía acumulada en el agua es la fuente principal de abastecimiento de electricidad en Costa Rica. Por su capacidad de sustentar una potencia alta, es el recurso renovable insustituible de la matriz nacional.

La energía cinética que guardan los cuerpos de agua es la "llave" para que cada día los costarricenses desarrollen sus tareas, desde encender un bombillo, alimentar hospitales, centros de estudio e industrias o cargar las baterías de sus celulares.

También, fue el cimiento para que el ICE empezara a concebir y a desarrollar grandes proyectos de infraestructura energética, y así cumplir con el mandato legal de llevar electricidad a todo el territorio nacional.

¿Cómo funciona?

  • Hay dos factores básicos para originar electricidad a partir del agua: su cantidad y su caída. Es decir, la fuerza de la gravedad conduce el líquido, en grandes volúmenes, a una casa de máquinas, mediante lo que los ingenieros llaman "tubería forzada".

Los cuatro grandes embalses del ICE (Arenal, Cachí, Pirrís y La Angostura y próximamente Reventazón) son las "baterías" que acumulan el agua de semanas, meses y hasta años, y que se convertirá en electricidad.

  • Ahí, a altas velocidades, el recurso hídrico mueve las enormes turbinas. Estas generan electricidad que es transformada y enrutada a la red nacional.
  • Hay dos tipos de plantas hidroeléctricas, según su represa: las de filo de agua y las de regulación. Las primeras no acumulan agua, mientras que las segundas sí, y son las usadas para soportar proyectos de alta generación, como  Reventazón.

PLANTAS PRINCIPALES

  • Angostura

  • Reventazón

  • Cachí

  • Cariblanco

  • Complejo Arenal

  • Garita I, II, III y IV

  • Los Lotes

  • Peñas Blancas

  • Pirrís

  • Puerto Escondido

  • Río Macho

  • Sandillal

  • Toro I, II y III

Participación de la instalación*

• ICE: 72,74%

• Empresas: 15,79%

• Privada: 6,42%

• BOT: 5,05%

* Al 31 de diciembre de 2014.

@grupoicecr en Instagram