La construcción del Proyecto Hidroeléctrico Reventazón trajo consigo hallazgos arqueológicos de 12 milenios, los más antiguos de Centroamérica.

El ICE efectúa una serie de estudios y acciones de mitigación en los lugares donde construye proyectos de generación eléctrica, tanto de carácter social como ambiental. Una de estas acciones en la investigación, descubrimiento y preservación de hallazgos arqueológicos.

En Reventazón se estudiaron 1.018 hectáreas y se identificaron 66 asentamientos prehispánicos.

El material más antiguo corresponde a restos de carbón vegetal manipulado por habitantes de la zona. Otros objetos recuperados corresponden a  elementos funerarios, petroglifos, basamentos de viviendas, calzadas, herramientas de piedra, alfarería, cerámica y utensilios para alimentación, en ambas márgenes del río Reventazón.

La investigación se inició en 2006 bajo la supervisión de la Comisión Arqueológica Nacional (CAN).

Los materiales recuperados se trasladarán al Departamento de Protección del Patrimonio Cultural del Museo Nacional.

captura-de-pantalla-2016-09-14-a-las-19-56-33