La Central de Compensación Ecológica (CCE) del Proyecto Hidroeléctrico Reventazón es la primera en su tipo construida en el país. Se trata de una unidad generadora de electricidad que aprovecha el caudal que traviesa la represa, llamado caudal.

Todos sabemos que el agua es un recurso renovable y que se debe aprovechar al máximo. Esta es la función de la CCE, completar el máximo aprovechamiento de las aguas del Reventazón con el mínimo impacto al ambiente.

En Costa Rica la principal fuente de energía eléctrica es el agua. Con el caudal del río Reventazón, esta planta aportará 305,5 MW (megaCaptura de pantalla 2016-09-14 a las 14.16.16vatios o megawatts) al Sistema Eléctrico Nacional y producirá electricidad suficiente como para abastecer a más de 500 mil familias.

Pero, ¿cómo se aprovecha más el agua con la CCE?

Primero es necesario conocer cómo genera electricidad el PH Reventazón. La represa de 130 metros de altura   hace que se forme un embalse con el caudal del río, un lago de gran tamaño. El agua viaja a mucha velocidad a través de los túneles de conducción hasta la casa de máquinas, río abajo. Allí las cuatro unidades generadoras producen electricidad gracias a la fuerza con la que el agua pasa por ellas. Después, el caudal regresa al río.

El tramo del río entre la represa y casa de máquinas no puede quedar seco, por lo que un caudal, llamado caudal de compensación, atraviesa la represa y continúa la trayectoria habitual.

La CCE aprovecha el movimiento de agua del cauda de compensación para generar electricidad con una potencia instalada de 13,5 MW, lo que corresponde a un 4% de la potencia total de la planta.

La CCE es la quinta unidad generadora de Reventazón. Mientras las otras cuatro primeras operaran en casa de máquinas, esta se encuentra dentro de la represa.

Reventazón estará operando al 100% a partir del 16 de setiembre de 2016, después de 7 años de construcción.